Siervo de Dios DIEGO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ Sacerdote diocesano
Siervo de DiosDIEGO HERNÁNDEZ GONZÁLEZSacerdote diocesano

Testimonio Antoñita Ríos

   En mi adolescencia, sobre los 12 años, recuerdo que mis padres nos dijeron que había venido como párroco a SANTA MARIA (recién restaurada del incendio que sufrió en la Guerra Civil) un tal DON DIEGO. Comentaban que les parecía una persona excepcional, muy caritativa y humana.

 

   Tuve la gran suerte y privilegio de comprobar que eso era cierto. Cuando lo vi por la calle y me saludó, me dijo que quería hablar conmigo, porque tenía la ilusión de conocerme, tanto a mi como al resto de mis amigas y que tal día y a tal hora nos esperaba en el Centro Parroquial.

 

   Estábamos encantadas por estar todas juntas, cuando apareció él con esa bondad y esa sonrisa casi angelical, alegre al ver a tantas chicas juntas.

   Nos habló de su idea y deseo de que nosotras teníamos que ser “el alma” de esa juventud que él tanto admiraba.

 

   Tenía ya su grupo de ACCIÓN CATÓLICA de mayores, y de nosotras quería formar el Grupo de JUVENILES DE ACCIÓN CATÓLICA. Todas dijimos de estar dispuestas de colaborar en los ratos libres (teníamos que ir “al cole”), pero que contara con nosotras.

 

   Le faltó tiempo para si queríamos, nombrar ya la Directiva y emprender esa labor de apostolado, indicándonos, siempre que estuviéramos de acuerdo, en que yo fuese la Presidenta, nombrándose entre las restantes a la secretaria, tesorera, vicepresidenta  y vocales. ¿Quién se negaba a DON DIEGO?, nadie, todas de acuerdo.

 

   A partir de entonces, nos reuníamos dos o tres veces por semana. Visitábamos las casas más humildes y anotábamos sus carencias más importantes. Constituimos un fondo y pedíamos en tiendas, fruterías, zapaterías, alpargaterías, panaderías, ultramarinos, etc. lo que podían darnos para estas familias tan necesitadas.

 

DON DIEGO también formó un grupo de chicos. Hacíamos Ejercicios Espirituales, tanto en Villena como fuera. Una vez que fuimos unos días a un colegio diocesano (o algo parecido) en Murcia cerca de la Catedral. DON DIEGO fue nuestra bandera espiritual y corporal en todo lo que hacíamos.

 

   Formamos un grupo de teatro cuyas funciones solíamos representar en la sacristía de la parroquia, donde hoy está la Capilla del sagrario, y allí montábamos el escenario y poníamos sillas para los espectadores. Con ello recogíamos algún dinero para la parroquia y para darlos a los necesitados. Recuerdo que nos gustaba mucho hacer sainetes porque la gente se reía muchísimo.

Nuestro párroco, el buenazo de DON DIEGO, siempre estaba a nuestro lado, animándonos a seguir adelante, con esa voz suya tan amable y cariñosa, pensando siempre en sus pobres y en sus jóvenes, tratándonos como verdaderos amigos o familiares suyos.

 

   Cuando se marchó a Orihuela lo sentimos muchísimo, pues había dado todo cuanto tenía por todos. Vivía feliz junto a su hermana Pura. Me acuerdo mucho de ella. Siempre vestía de negro u oscuro, con muchas carencias económicas, y lo poco que tenía, lo repartía entre sus pobres.

 

   Nunca nos exigió nada, pero supimos seguirle con su ilusión por la juventud. Han pasado ya muchos años y las amigas de entonces seguimos viéndonos y saludándonos con cariño. Nos casamos todas. Cada una va por su camino. Mi amiga Virtudes, ya años que nos dejó, pero sigue en nuestro recuerdo y también sigue siempre en nuestro pensamiento nuestro Párroco de Santa María,  DON DIEGO HERNÁNDEZ. Desde el cielo, ruega por todas nosotras.

 

 Antonia Ríos 

Oración de intercesión

Dios misericordioso,

que en tu siervo Diego, sacerdote,

nos has dejado claro ejemplo

de amor a Jesucristo y a la Iglesia,

trabajando sin descanso

por la santificación de las almas:

te rogamos que, si es voluntad tuya,

sea reconocida ante el mundo su santidad

y me concedas por su intercesión el favor

que tanto espero de tu mano providente.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

(Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

 

(Para uso privado) Con licencia eclesiástica.

 

ESCRIBIR PETICIÓN

Contacto:

Obispado de Orihuela-Alicante

Calle Marco Oliver, 5
03009 Alicante, España

Teléfono: +34 965 621 558

Móvil: +34 639 31 17 26

Email: CONTACTO

 REDES  SOCIALES